El terral de Málaga

¿Qué es el Terral?

Se denomina terral y virazón a los dos tipos de viento llamados vientos térmicos, que son provocados por las variaciones y las diferencias de temperatura entre la tierra y el mar en zonas de costa. Suelen ser brisas de viento con poca intensidad, con cierta humedad y una velocidad constante, que se pueden apreciar cuando no hay otros vientos más fuertes.

El terral se origina cuando desparece el sol y el agua se enfría más lentamente que la tierra (conserva durante más tiempo el calor), por lo que el aire caliente sube y es sustituido por el aire más frío que viene de tierra firme. Esto produce un desplazamiento de masas de aire desde tierra firme hasta el mar.

El virazón es el fenómeno contrario, cuando la tierra se calienta más rápidamente que el agua y se produce un desplazamiento de masas de aire desde el mar hasta tierra firme.

Terral y virazón (vientos térmicos)

Sin embargo, el terral que aquí conocemos en la ciudad de Málaga es un aire un tanto distinto. El terral malagueño es un viento bastante intenso, seco , racheado y caliente. Hoy vamos a explicar este fenómeno tan típico de la provincia de Málaga,

Normalmente se piensa que el terral en Málaga se produce por el desplazamiento de masas de aire caliente desde el Norte de África. Sin embargo, como su nombre indica, este viento proviene realmente desde la tierra, es decir, desde el Norte y el Noroeste. Lo cierto es que el origen de este viento que puede llegar a alcanzar temperaturas superiores a los 39º está en los vientos de Poniente, que entran en la Península Ibérica por Portugal.

El terral está muy relacionado con lo que se conoce como el Efecto Foehn. Este efecto consiste en que cuando una masa de aire se topa con un obstáculo en su camino, como una montaña, el aire tiene que subir. Al subir para superar el obstáculo, el aire va bajando de temperatura, lo que hace que el vapor de agua que sobra se condense y comience a formar gotas de agua y nubes.

Ilustración explicativa del efecto Foehn (también efecto Föhn)

Esto hace que el aire pierda humedad, y cuando el aire está más seco, este puede cambiar de temperatura más rápidamente. Cuando la masa de aire ha superado el obstáculo y comienza a bajar de nuevo, ya lo hace sin humedad, y por lo que la temperatura del aire irá aumentando gradualmente.

Esto es justamente lo que se produce en el terral de Málaga. Los vientos de Poniente que entran por Portugal sufren el llamado efecto Coriolis.

El efecto Coriolis consiste en que cuando una masa de aire sufre el rozamiento con la superficie terrestre, esta masa de aire va girando. En el caso del hemisferio norte las corrientes giran hacia el sur, mientras que en el hemisferio sur las corrientes girarían hacia el norte.

Ilustración del famoso efecto Coriolis

Por lo tanto, cuando el Poniente entra por Portugal, este va cambiando a componente Norte, es decir, que se dirige hacia el Sur y en este caso, hacia Málaga y el Mar.

Antes de llegar a la costa Málaga, este viento tiene que atravesar un paisaje abrupto de sierras y montes, por lo que el aire irá ascendiendo y descendiendo y perdiendo humedad en su camino. Cuando este aire llega a Málaga llega prácticamente seco, con fuerza y con una temperatura bastante elevada.

 

Sierra de las Nieves (Pico Torrecilla, en Tolox)

Estos fenómenos se producen por la denominada como compresión adiabática. Esto significa que un cambio repentino de presión genera mucha energía que el aire no puede liberar por lo que lo compensa con la pérdida de presión y el aumento de la temperatura del aire.

El terral de Málaga es un fenómeno muy local, que se da en un tan solo uno pocos kilómetros a lo largo de la costa. Un día podemos sufrir el terral en Málaga y Torremolinos, pero este no llega a alcanzar la costa de Fuengirola, ni la del Rincón de la Victoria. En esta zona la gente suele decir que el Poniente gana al Terral, debido a que es un viento más fuerte. En ciertas zonas de la costa podremos notar como se mezclan los dos vientos, uno seco y caliente y otro más fuerte, húmedo y fresco.

Foto de la Bahía de Málaga desde Gibralfaro

Los navegantes más experimentados afirman que en el mar se puede notar la línea que divide ambas masas de aire, y como los diferentes vientos pueden notarse en la misma superficie del agua. El terral aplana y calma el agua, mientras que el poniente genera pequeñas olas, y por supuesto, lo que más se nota es el cambio brusco de temperatura.

Ahora que ya sabes lo que es el terral, si vienes de vacaciones a Málaga, esperamos que puedas librarte de estos días de viento, ya que las temperaturas pueden llegar a ser realmente agobiantes. Si tienes la mala suerte de  experimentar el terral durante tu visita, te recomendamos mucha agua y sobre todo que te pegues un buen chapuzón en el agua.

Deja un comentario

Loading...